Detalle

La COVID-19 provoca el primer aumento de la pobreza mundial en 22 años

Miércoles, 2 Septiembre, 2020 - 11:45

Unos 71 millones de personas volverán a caer en la extrema pobreza en este año, según indica el nuevo “Informe sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de 2020” de Naciones Unidas (UN), lo que supondrá el primer aumento de la pobreza mundial desde 1998. Un hecho que se debe a la crisis social y económica provocada por la pandemia de COVID-19, que golpea con más fuerza a las poblaciones más vulnerables.

La complicada situación en que ha colocado el coronavirus a los cerca de 200 países afectados, que han tenido que imponer restricciones y confinamientos para controlar los contagios, está suponiendo graves consecuencias económicas y la interrupción abrupta de muchos de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como el ODS nº1, que persigue la erradicación de la pobreza en cualquier parte del planeta.

Según Naciones Unidas, la pérdida de ingresos, la limitada protección social y el incremento de los precios aumentan el riesgo de pobreza y hambre en personas que anteriormente estaban a salvo. Una circunstancia que confirmó el pasado mes de junio el Fondo Monetario Internacional, al afirmar en su actualización de las Perspectivas de la Economía Mundial (informe WEO) que: “El crecimiento mundial está proyectado en –4,9% en 2020; o sea, 1,9 puntos porcentuales menos que el pronóstico de la edición de abril de 2020 de Perspectivas de la Economía Mundial”.

Según este organismo, la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto más negativo en la actividad económica durante el primer semestre de 2020 de lo previsto y, por tanto, la recuperación será más gradual y lenta de lo que pronosticaron inicialmente. Además, “El impacto adverso en los hogares de bajo ingreso es particularmente agudo, y pondría en peligro el avance significativo de la lucha contra de la pobreza extrema logrado a nivel mundial desde la década de 1990”.

 

Vendedora de pescado en Mabesseneh, Lunsar (Sierra Leona). Foto: Juan Ciudad ONGD.

 

Por un lado, a medida que más familias caen en la extrema pobreza, los niños y niñas de las comunidades pobres y desfavorecidas corren un riesgo mucho mayor de verse involucrados en el trabajo infantil, el matrimonio infantil y el tráfico infantil. Esto, según Naciones Unidas, también revertirá los progresos logrados a nivel mundial en la reducción del trabajo infantil.

Por otro lado, la Organización Internacional del Trabajo calcula que casi el 80% de las aproximadamente 2.000 millones de personas que están empleadas en el sector informal a nivel mundial se han visto afectadas significativamente. En nuestro país, según las proyecciones del Banco de España publicadas el pasado 8 de junio, la tasa de paro presentará un aumento muy significativo este año, que podría ser de hasta el 18,1% de la población activa (en un escenario de recuperación temprana) o del 19,6%, (en un escenario de recuperación gradual).

Ante este panorama, el Fondo Monetario Internacional recomienda que “todos los países, incluidos los que parecen haber dejado atrás los picos de infección, deberían asegurarse de que los sistemas sanitarios cuenten con recursos adecuados”. Además, afirma que “sigue siendo esencial una cooperación multilateral sólida en múltiples ámbitos. Se necesita con urgencia liquidez de respaldo para los países que enfrentan crisis sanitarias y déficits de financiamiento externo; por ejemplo, mediante alivio de la deuda y financiamiento a través de la red mundial de seguridad financiera”.

Situación actual del COVID-19

En estos momentos la pandemia avanza de forma desigual, siendo la Región de las Américas la que soporta la carga más alta de COVID-19, con un total más de 13 millones de casos confirmados y casi la mitad de todos los casos nuevos notificados en la última semana. Estados Unidos sigue siendo el país con más casos (6 millones), seguido de Brasil (3,8 millones), India (3,6 millones), Rusia (1 millón), Perú, Sudáfrica, Colombia y México (estos cuatro con más de 600.000); y a continuación España, Argentina y Chila (con más de 400.000).

Europa y el Sudeste Asiático cuenta con cerca de 4,2 millos de casos respectivamente, y la tendencia es que siguen en aumento; al contrario que en el Mediterráneo Oriental (2 millones), África (1 millón) y el Pacífico Occidental (500.000), donde los casos han disminuido en comparación con la semana pasada y la tendencia parece indicar que la situación mejora.

 

Datos de la OMS sobre le evolución de casos y fallecimientos por COVID-19 entre diciembre y agosto de 2020.

 

Sin embargo, en la mayoría de los países afectados por el coronavirus SARS-CoV-2 los sistemas sanitarios han tenido que realizar un sobreesfuerzo para controlar los contagios y atender los casos más graves de la enfermedad COVID-19. Esto ha supuesto la interrupción de determinados servicios sanitarios y de vacunación, que en países con niveles de desarrollo más bajo se suman al limitado acceso a los servicios de nutrición y alimentación.

Dos circunstancias que, según Naciones Unidas, podrían ocasionar cientos de miles de fallecimientos adicionales entre los niños menores de cinco años y decenas de miles de muertes maternas adicionales en 2020. Además de afectar también a otros grupos vulnerables como personas mayores o personas con discapacidad. Esto afecta directamente a los logros alcanzados hasta ahora en el ODS nº3, que quiere Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.

En este sentido, la OMS ha constatado con una encuesta realiza a 105 países durante el período comprendido entre marzo y junio de 2020, que el 90% sufrió interrupciones en sus servicios de salud, siendo los países de ingresos bajos y medios los que experimentaron las mayores dificultades.

Además, la mayoría de los países comunicaron que se habían suspendido muchos servicios rutinarios y optativos, como pasó puntualmente en algunas zonas de España durante los meses más duros de la epidemia de COVID-19. En los países de ingresos bajos la situación fue peor, ya que indicaron que los servicios críticos —como la detección y el tratamiento del cáncer y el tratamiento contra el VIH— habían sufrido interrupciones de alto riesgo.

Para la OMS, el estudio “pone de manifiesto que incluso los sistemas de salud más sólidos pueden verse rápidamente desbordados y comprometidos por un brote de COVID-19, lo que refuerza la necesidad de una recopilación sostenida de datos y de adaptaciones estratégicas para garantizar el mantenimiento de la prestación de servicios de atención esenciales”. Por ello, están creando una plataforma llamada Centro de aprendizaje sobre los servicios de salud en el contexto de la COVID-19.

 

 

Ahora estamos a un tercio del camino marcado para alcanzar los 17 ODS en 2030, y si antes del brote de COVID-19, “el progreso había sido desigual y se necesitaba una atención más enfocada en la mayoría de las áreas”, como apunta Naciones Unidas, ahora debemos adaptarnos a un escenario incierto con rebrotes y rebelarnos ante su retroceso.

La pandemia de coronavirus nos obliga a ser resilientes y seguir actuando por un mundo mejor, donde se respeten los derechos humanos y construyamos un desarrollo humano sostenible sin desigualdades. Desde Juan Ciudad ONGD estamos empeñados en ello, y queremos contar contigo en esta ardua labor.

 

Aquí puedes ampliar las fuentes empleadas en este artículo:

Informe Avance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2020 de NU:
https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/progress-report/

Informes semanales de la OMS sobre COVID-19:
https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports

Informes de proyecciones de la economía española del Banco de España:
https://www.bde.es/bde/es/secciones/informes/boletines/relac/Boletin_Economic/Informes_de_proy/

Resultados encuesta de la OMS sobre interrupción servicios sanitarios por COVID-19:
https://www.who.int/es/news-room/detail/31-08-2020-in-who-global-pulse-survey-90-of-countries-report-disruptions-to-essential-health-services-since-covid-19-pandemic

 

Si quiere colaborar con nuestra campaña Stop COVID-19 puedes hacer AQUÍ una donación.

 


Por: Adriana Castro Terán. Responsable de Comunicación de Juan Ciudad ONGD.

Fotos: Juan Ciudad ONGD.

Gráfico: OMS.

 

 
 
SIGUENOS EN LAS REDES
 
 Facebook
Twitter
YouTube

 

 
Copy: Juan Ciudad ONGD
Herreros de Tejada, 3.
28016 Madrid
Diseño: Metrópolis Comunicación